Pulpotomía, una endodoncia para peques

La salud bucodental en los niños debe ser vigilada de manera constante, es una forma de prevenir problemas de salud a medida que van creciendo. Las caries en los peques de la casa son muy habituales, si estás son muy profundas, la pulpotomía es la mejor alternativa infantil a la endodoncia.

La pulpotomía se lleva a cabo cuando la caries es muy profunda y alcanza al nervio o se aproxima mucho. No importa si el diente es de leche, ya que en función del niño y del tiempo que quede para que le salga la pieza definitiva, será necesario realizar este tipo de tratamiento o, por el contrario, extraerlo sin más.

En Dental Suite Pinto valoramos cada caso, estableciendo cuál es el mejor tratamiento odontopediátrico para cada niño.

Si al peque se le caen los dientes antes de tiempo, las piezas adyacentes se irán moviendo llegando a cubrir el espacio del diente ausente, lo que no dejará el sitio suficiente al permanente que aún debe crecer. Por eso es importante mantener la pieza de leche y realizar la pulpotomía, de manera que mantengamos el hueco para evitar problemas de colocación de los dientes definitivos y haya que realizar un tratamiento de ortodoncia posteriormente.

La pulpotomía, una endodoncia especial para los reyes de la casa

La pulpotomía elimina la pulpa o nervio que se encuentra en la corona del diente, sin llegar a la raíz, un tratamiento muy similar a la endodoncia, pero con algunas diferencias.

Este tratamiento en niños es muy común, ya que el tamaño del nervio es grande en relación a la corona y, por tanto, cuando la caries comienza a avanzar, llega rápidamente al nervio.

Del mismo modo que sucede en los adultos, crear hábitos de higiene dental en los más pequeños de la casa es muy importante. Cuando aún no son capaces de hacerlo solos, los papás deben vigilarlos y enseñarlos hasta que ellos puedan hacerlo de un modo autónomo.

Imprescindible crear hábitos de higiene dental en los niños para prevenir caries

Si se acostumbran a lavarse los dientes del mismo modo que se bañan o se lavan las manos antes de comer, evitaremos caries y problemas bucodentales que posteriormente requieran un tratamiento odontopediátrico.

La alimentación es otro de los factores a mantener una salud dental en perfecto estado. Esta debe ser rica en frutas y verduras, así como en lácteos.

Dormir con el biberón o el chupete en la boca, o un elevado consumo de azúcar también puede provocar problemas dentales en los niños. Es importante lavarles los dientes, aunque estos aún sean no sean los definitivos.

Un diente de leche tiene la misma composición que un diente atemporal, los cuidados son los mismos porque, aunque se acabará cayendo, puede contagiar caries en el resto de piezas, infecciones, problemas en las encías, etc.

Puedes solicitar tu primera consulta gratuita en Dental Suite en el teléfono: 601 29 41 47

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.