Entradas

Efectos indeseados de la ortodoncia

La ortodoncia, como cualquier otro tratamiento oral, no es inmune a los efectos adversos. Nos lo cuenta nuestro dentista en Pinto.

Veamos cuáles son los más comunes:

Dolor y molestias

El dolor suele ser leve y no se limita a los dientes y las encías, pero a veces puede extenderse a la mandíbula, el cuello y la cabeza. Suelen manifestarse al inicio del tratamiento y se controlan fácilmente con ibuprofeno y paracetamol.

Dolor mandibular leve pero persistente

Esta condición es poco común, pero puede ocurrir con dientes muy mal colocados o apiñados. Las soluciones incluyen reajustar la prótesis para aplicar menos presión, a costa de un tiempo total de tratamiento más largo.

Alergias

En ocasiones, un paciente puede ser alérgico a cualquiera de los materiales utilizados en los diversos componentes del soporte. Las reacciones alérgicas más comunes ocurren a los metales y al látex.

Existen restauraciones de ortodoncia hipoalergénicas, otra solución es utilizar dispositivos poliméricos de ortodoncia invisible.

Reabsorción radicular

La consecuencia de este efecto adverso de la ortodoncia es una reducción de la longitud de la raíz del diente, lo que afecta a la estabilidad del diente afectado. En cualquier caso, si este problema se presenta durante el tratamiento, el dentista lo notará inmediatamente. Este es un efecto controlable, por lo que no es un problema insuperable.

Sangrado e infecciones de las encías

Sobre todo al inicio del tratamiento, pueden producirse pequeños sangrados de las encías por la presión del aparato o pequeñas lesiones que desaparecen tras el periodo de adaptación. Del mismo modo, la mala higiene bucal puede provocar el crecimiento de bacterias en los surcos entre los dientes, las encías y los dispositivos de ortodoncia, lo que también puede provocar sangrado e incluso infección.

La higiene bucal extrema es una herramienta fundamental para evitar problemas de encías durante el tratamiento de ortodoncia.

 

 

¿Qué es la Ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es un sistema a través del cual en nuestra clínica dental en Pinto, conseguimos prevenir la aparición de problemas bucales en los niños, de manera que es importante tener en cuenta las indicaciones que vamos a analizar a continuación.

Ortodoncia interceptiva Pinto

Qué es la ortodoncia interceptiva

Se conoce como ortodoncia interceptiva a un tipo de ortodoncia infantil que tiene el objetivo de controlar de manera eficiente el crecimiento del hueso maxilar y de la mandíbula, muy especialmente con el objetivo de corregir aquellas desviaciones que se estén produciendo antes de que ocurran.

Su principal objetivo es el de adelantarse a los problemas de mordida que normalmente se presentarían una vez que finaliza se su etapa de crecimiento.

En este sentido es un tipo de ortodoncia preventiva que sobre todo está pensada para los pacientes más jóvenes, y aunque no existe una edad específica para su colocación, por norma general es un tratamiento que se suele recomendar para edades que van desde los 7 años y hasta los 11 años de edad, ya que es suficientemente pronto para poder trabajar el hueso de forma eficiente y conseguir un desarrollo adecuado, pero no tanto como para poder evitar que el hueso pueda evolucionar posteriormente de manera que se pierdan los avances conseguidos con la ortodoncia interceptiva.

Tipos de ortodoncia interceptiva

Existen dos tipos de ortodoncia interceptiva que son:

  • Máscaras de tracción extraoral: este tipo de ortodoncia se utiliza cuando aparecen anomalías en los huesos faciales.
  • Disyuntor palatino o expansor palatino: está ortodoncia corrige los problemas de paladar hendido y de paladar ojival.

Indicaciones sobre este tipo de ortodoncia

Una de las principales ventajas de la ortodoncia interceptiva es que evita que en el futuro tengamos que recurrir a la ortodoncia para resolver problemas de mordida.

Al actuar directamente sobre los huesos maxilares, consigue que se desarrollen de la forma correcta para impedir que aparezcan problemas como por ejemplo la mordida cruzada.

Los pacientes que utilizan ortodoncia interceptiva deberán evitar hábitos como morder bolígrafos o cosas duras, y en materia de alimentación, evitar los alimentos excesivamente pegajosos o duros.

Paladar estrecho en los niños ¿Cómo solucionarlo?

Una de las patologías más comunes que tratamos en Clínica Dental es la del paladar ojival, comúnmente conocido como paladar.

Suele producirse como consecuencia de un uso prolongado en el tiempo del chupete o en aquellos niños que tienen el hábito de meterse el dedo en la boca constantemente para succionarlo. Otras de las causas que pueden llevar al paladar estrecho, es la respiración por la boca cuando se tiene alguna dificultad de respirar por la nariz.

El paladar tiene una forma arqueada, formando parte del maxilar superior, si este es más estrecho de lo adecuado provoca que el techo del paladar se curve aún más y sea también angosto.

El problema llega cuando este estrechamiento genera problemas oclusivos, el más habitual el de la mordida cruzada, mordida lateral cruzada o dientes que salen en posición incorrecta. Todo esto hace que los más peques no gocen de una sonrisa bonita, pero además que no consigan comer con normalidad, tengan dificultades gástricas y un sinfín de consecuencias para la salud si no se trata a tiempo.

Un extensor palatino es ideal entre los 5 y los 7 años

Sin embargo, si acudimos a la consulta del odontopediatra, el tratamiento es muy sencillo, evitando problemas mayores. Cuanto antes realicemos la visita al ortodoncista, más rápida será la solución y menores las molestias para los niños. Por eso la recomendación que hacemos desde Dental Suite Pinto, es que dicho tratamiento se inicie entre los 5 y los 7 años, ya que, al estar en fase de crecimiento, tendremos opción de ensanchar el paladar de manera mecánica, colocando un aparato conocido como disyuntor o extensor palatino.

El extensor se coloca en los molares posteriores, en el centro cuenta una pieza que permite efectuar una fuerza de empuje hacia ambos lados del maxilar superior, consiguiendo así que el hueso del paladar se vaya extendiendo de forma progresiva. Existen varias maneras de efectuar este tratamiento, pero nuestros expertos en odontopediatría recomiendan que se trate de un aparato de ortodoncia fijo, con una duración aproximada de entre siete meses y un año, en función de las necesidades de cada paciente. Como cualquier elemento externo, a lo largo de las primeras semanas los niños pueden notar algunas molestias, además de variaciones en el habla y alguna dificultad para comer, hasta que comiencen a acostumbrarse a él.

La gran ventaja es que los huesos que forman el paladar no están totalmente desarrollados, lo que permite este ensanchamiento de manera mecánica, restableciendo la medida adecuada del maxilar para que se desarrolle de forma óptima.

Con este procedimiento evitaremos que los niños tengan que utilizar posteriormente ortodoncias más complejas o cirugías que tardan mucho más tiempo en ofrecer resultados.

Puedes solicitar tu primera consulta gratuita en Dental Suite en el teléfono: 601 29 41 47

Ortodoncias invisibles, sonrisas sanas

Cada vez son más los adultos los que hacen uso de las ortodoncias para mejorar no solo el aspecto de su sonrisa, sino para mejorar su salud dental. No es extraño ver a estrellas de Hollywood con ortodoncias invisibles. Si ellos lo hacen ¿por qué no lo vas a hacer tu? Existen infinidad de motivos por los que los adultos se deciden finalmente a someterse a un tratamiento de ortodoncia. La más habitual es que llevan años insatisfechos con su sonrisa, pero también porque su salud se ha visto resentida y aunque muchos de ellos ya la utilizaron cuando eran pequeños, los resultados no fueron lo suficientemente satisfactorios.

Las ortodoncias han evolucionado muchísimo en los últimos tiempos y el resultado final ha mejorado notablemente. Hoy además queremos hablaros de uno especialmente atractivo si la opción de llevar brackets no te seduce demasiado.

Se trata de Invisaling, un tratamiento de ortodoncia invisible cómodo e higiénico cuya limpieza resulta tremendamente sencilla y que en Clínica Dental Suite Pinto llevamos tiempo realizando a nuestros pacientes con resultados muy beneficiosos.

Su funcionamiento es sencillo, se trata de colocar unos alineadores que se van cambiando cada 15 días y que poco a poco modifican la posición de los dientes. Estos aligners son invisibles un plus estético porque apenas pueden percibirse.

Invisaling un tratamiento estéticamente favorecedor y cómodo para mejorar tu sonrisa

Para que el tratamiento se realice de manera correcta es necesario llevarlo puesto 22 horas al día y retirarlo cuando se vaya a comer. Otra gran ventaja ya que facilita no solo la higiene sino la comodidad a la hora de ingerir alimentos, una de las grandes quejas de los pacientes a la hora de utilizar ortodoncias tradicionales.

En cuanto a la duración del tratamiento, esta tendrá que ser determinada por el profesional en la consulta y en función del problema a tratar en cada caso. Si bien es cierto que la evolución es más lenta que la de un tratamiento con brackets, por ejemplo, la comodidad y la estética es mucho mayor.

Antes de comenzar con el tratamiento es necesario realizar un estudio previo para que pueda determinarse si dicho tratamiento es compatible con el problema de cada paciente.

Si estás pensando en mejorar tu sonrisa, no dudes en acudir a nosotros y pedir tu primera cita gratuita en el teléfono 601 29 41 47 para que podamos hacer un diagnóstico de tu caso y aconsejarte sobre cuál es el tratamiento que más te conviene.

Ortodoncia preventiva infantil

El momento exacto para iniciar un tratamiento de ortodoncia infantil es para los padres una de las grandes dudas. Como es lógico esta decisión requiere de un diagnóstico previo, ya que dependerá mucho del problema que tenga que tratarse y por tanto el tipo de ortodoncia necesaria.

Para evitar problemas a medida que el niño vaya desarrollándose, lo ideal es hacer uso de la ortodoncia preventiva infantil. Entre los 7 y los 11 años podemos comenzar con este tratamiento que nos evitará grandes disgustos a la larga, ya que este es el momento en el que podemos influir en el desarrollo óseo (algo que no sucede en las personas adultas) y por tanto corregir de una manera más eficiente las malformaciones que pudieran producirse. En Dental Suite Pinto estamos especializados en la diagnosis preventiva y tratamientos odontopediátricos que favorecen la prevención de todos estos problemas que pudiesen surgir.

Una mordida incorrecta puede generar dolores e incluso desviación en la espalda o malformaciones en el paladar, por eso es tan importante realizar un tratamiento preventivo que solucione de base todos estos problemas.

Es importante el seguimiento del desarrollo óseo del maxilar con respecto al tamaño del diente y en ese seguimiento, con la experiencia y conocimientos podemos preventivamente tratar la ausencia de espacio y evitar apiñamiento entre 6 y 10 años cuando aun tenemos la dentición temporal y aun no han salido todos lo definitivos. La idea es generar el espacio que van a necesitar y que cuando tengan que salir tengan el espacio y no apiñarse.

Diagnosis preventiva y tratamientos odontopediátricos

Los niños en esta etapa están comenzando a desarrollar las estructuras que conforman la boca, especialmente la mandíbula y el hueso maxilar. Si conseguimos estimular este desarrollo evitando las malformaciones desde el inicio, además de conseguir una mejor estética dental, evitaremos otras enfermedades dentales que tendrían que ser corregidas más adelante con tratamientos mucho más invasivos.

Los huesos durante esta etapa son más moldeables, con lo que trabajar a nivel óseo se convierte en una tarea mucho más fácil y menos dolorosa para el paciente. Como comentábamos con anterioridad, será necesario hacer un diagnóstico previo que permita conocer cuál es el problema, el tiempo del tratamiento, pero sobre todo el tipo adecuado para el niño, realizando siempre un estudio completo de la situación.

La prevención en la higiene dental es una de las bases para mantener la boca sana y evitar problemas de salud derivados de esta.

Puedes solicitar tu primera consulta gratuita en Dental Suite en el teléfono: 601 29 41 47