El curetaje que soluciona los problemas de las bolsas periodontales

En más de una ocasión desde nuestra clínica dental en Pinto hemos hecho hincapié en la importancia de una buena salud bucodental para prevenir males mayores. Por eso además de una limpieza correcta de los dientes, es importante acudir al dentista a realizarse una limpieza en profundidad cada seis meses o un año.

Sin embargo, de lo que queremos hablar hoy es del curetaje, un tratamiento que elimina la placa bacteriana de forma mucho más intensa que con una simple limpieza de la superficie de los dientes y suele llevarse a cabo cuando aparece una inflamación de las encías motivada por la gingivitis o periodontitis.

El curetaje elimina las bacterias que se acumulan por debajo de la línea de las encías, causa de la inflamación de estas y que poco a poco llega a alcanzar la raíz de los dientes generando lo que se conoce como bolsa periodontal, en la que las bacterias se acaban alojando para ir minando la estructura dental.

El curetaje elimina las bolsas periodontal que llevan a la pérdida de piezas dentales

Con un tratamiento como el curetaje eliminaremos las bacterias de la bolsa periodontal, limpiando mediante un raspado, las raíces del diente acabando con la acumulación de sarro, haciendo uso de un elemento conocido como cureta.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones desde Clínica Dental Suite Pinto, las enfermedades periodontales, afecta directamente a las estructuras que sostienen el diente, provocando su movimiento a medida que las bacterias van aumentando y por ende aumentando el daño. Uno de los grandes problemas de estas patologías, es que son asintomáticos hasta que el daño es importante, incluso en ocasiones irreparable.

Con este tratamiento conseguiremos frenar el avance de la enfermedad periodontal y prevenir daños en la estructura del diente que pudiesen convertirse en irreversibles. Si se elimina correctamente el sarro de la superficie de la raíz del diente, es fácil que la encía vuelva a adherirse al diente y se recupere.

Una buena higiene dental diaria previene problemas graves que pueden no tener solución

El curetaje es un tratamiento sencillo, aunque las molestias que ocasiona, tendrán que ver con la profundidad de las bolsas periodontales. Otro de los efectos habituales tras el tratamiento, es el aumento de la sensibilidad dental a los cambios de temperatura y en ocasiones un leve sangrado. Durante los primeros días tras el tratamiento, será necesario un cepillado mucho más suave, sobre todo en las zonas en las que se experimenten mayores molestias.

Si no se tiene acceso a la bolsa periodontal porque es demasiado profunda y no se alcanza a realizar de manera correcta el curetaje, el dentista tiene la opción de llevar a cabo una cirugía periodontal bajo anestesia.

Una correcta higiene dental diaria puede prevenir siempre este tipo de problemas y por tanto la necesidad de efectuar estos tratamientos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.