Coronas pediátricas, más que una mera solución estética

Al igual que sucede con los adultos, el uso de coronas dentales pediátricas, resultan una excelente alternativa para sustituir la falta de piezas que han tenido que ser extraídas. En este caso se convierten en una perfecta solución para aquellos dientes primarios que se encuentren parcialmente destruidos.

Las coronas, por ejemplo, se suelen realizar para restauraciones en molares primarios que cuenten con múltiples superficies erosionadas, caries temprana, defectos de calcificación o alteraciones del desarrollo. Son la opción ideal para aquellos niños que presenten desgaste dental debido al bruxismo.

En nuestra clínica dental en Pinto, Dental Suite, nos preocupa mucho la prevención, mucho más si se trata de los niños, ya que unas buenas rutinas de higiene bucodental pueden mejorar notablemente la salud de los más pequeños y evitar tratamientos mucho más invasivos a la larga.

Tipos de coronas pediátricas para evitar tratamientos más invadidos a la larga

Lo que hay que tener en cuenta es que estas coronas pediátricas no son recomendables en dientes primarios que están cerca del momento de la caída.

Los tipos de coronas para dientes de leche más efectivas y recomendadas son:

  • Coronas adhesivas: Aquellas fabricadas con resina que proponen una buena retención gracias a sus propiedades adhesivas que además ofrecen una estética excelente debido a las propiedades de las resinas fotopolimerizadas.
  • Coronas preformadas: Este tipo únicamente están disponibles para los incisivos superiores y caninos primeros.

Este tratamiento está indicado para una amplia variedad de situaciones tales como las caries extensas en incisivos primarios, fracturas de esmalte y dentina o en aquellos pacientes que hayan sufrido alteraciones tanto de la forma como color del diente anterior.

Pero como decíamos antes, no es solo una cuestión estética, si mantenemos la pieza en perfecto estado, evitaremos que el crecimiento de las piezas definitivas lo hagan torcidas o no tengan el hueco suficiente para hacerlo de forma correcta. Hemos de tener en cuenta que cuando se produce una extracción, el sitio que deja la pieza excluida irá cubriéndose con el resto de dientes, lo que puede provocar que las piezas que estaban colocadas de manera correcta comiencen a desplazarse y con el paso del tiempo, sea necesario un tratamiento de ortodoncia posterior.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.