Entradas

El curetaje que soluciona los problemas de las bolsas periodontales

En más de una ocasión desde nuestra clínica dental en Pinto hemos hecho hincapié en la importancia de una buena salud bucodental para prevenir males mayores. Por eso además de una limpieza correcta de los dientes, es importante acudir al dentista a realizarse una limpieza en profundidad cada seis meses o un año.

Sin embargo, de lo que queremos hablar hoy es del curetaje, un tratamiento que elimina la placa bacteriana de forma mucho más intensa que con una simple limpieza de la superficie de los dientes y suele llevarse a cabo cuando aparece una inflamación de las encías motivada por la gingivitis o periodontitis.

El curetaje elimina las bacterias que se acumulan por debajo de la línea de las encías, causa de la inflamación de estas y que poco a poco llega a alcanzar la raíz de los dientes generando lo que se conoce como bolsa periodontal, en la que las bacterias se acaban alojando para ir minando la estructura dental.

El curetaje elimina las bolsas periodontal que llevan a la pérdida de piezas dentales

Con un tratamiento como el curetaje eliminaremos las bacterias de la bolsa periodontal, limpiando mediante un raspado, las raíces del diente acabando con la acumulación de sarro, haciendo uso de un elemento conocido como cureta.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones desde Clínica Dental Suite Pinto, las enfermedades periodontales, afecta directamente a las estructuras que sostienen el diente, provocando su movimiento a medida que las bacterias van aumentando y por ende aumentando el daño. Uno de los grandes problemas de estas patologías, es que son asintomáticos hasta que el daño es importante, incluso en ocasiones irreparable.

Con este tratamiento conseguiremos frenar el avance de la enfermedad periodontal y prevenir daños en la estructura del diente que pudiesen convertirse en irreversibles. Si se elimina correctamente el sarro de la superficie de la raíz del diente, es fácil que la encía vuelva a adherirse al diente y se recupere.

Una buena higiene dental diaria previene problemas graves que pueden no tener solución

El curetaje es un tratamiento sencillo, aunque las molestias que ocasiona, tendrán que ver con la profundidad de las bolsas periodontales. Otro de los efectos habituales tras el tratamiento, es el aumento de la sensibilidad dental a los cambios de temperatura y en ocasiones un leve sangrado. Durante los primeros días tras el tratamiento, será necesario un cepillado mucho más suave, sobre todo en las zonas en las que se experimenten mayores molestias.

Si no se tiene acceso a la bolsa periodontal porque es demasiado profunda y no se alcanza a realizar de manera correcta el curetaje, el dentista tiene la opción de llevar a cabo una cirugía periodontal bajo anestesia.

Una correcta higiene dental diaria puede prevenir siempre este tipo de problemas y por tanto la necesidad de efectuar estos tratamientos.

Periodontitis, qué es y cuál es su tratamiento

Hace algunos días os hablábamos sobre algunas de las enfermedades dentales más comunes la gingivitis y la periodontitis, que se suelen manifestar con el sangrado de encías. Hoy vamos a explicar con más detalle en qué consiste una de ellas y qué tratamiento tiene: la periodontitis.

La periodontitis tiene su origen en la inflamación o la infección de las encías, lo que conocemos como gingivitis, pero que, si no es tratada a tiempo, acaba complicándose.

Este problema hace que las encías poco a poco se retraigan alcanzando los ligamentos y el hueso que sirven de sujeción a los dientes. La pérdida de esta, hace que los dientes se aflojen y acaben por caerse.

Una gingivitis que no se trata puede derivar en un problema mayor, la periodontitis

La causa de esta infección está provocada por la acumulación de la placa y el sarro en la base de los dientes entre la encía y las piezas, formando “bolsas” o huecos. Esta zona se convierte en un foco de bacterias, que ayuda a la destrucción ósea.

Los síntomas habituales incluyen:

  • Mal aliento.
  • Encías que presentan un color rojo brillante.
  • Encías que sangran con facilidad.
  • Encías con gran sensibilidad, pero sin llegar a doler.
  • Dientes que comienzan a moverse.
  • Encías inflamadas.

En cualquier caso y como recomendamos siempre desde Dental Suite Pinto, es necesario acudir a la consulta del dentista para que sea el profesional de la odontología el encargado de realizar un diagnóstico preciso y adecuar el tratamiento para resolverlo.

Es importante efectuar una radiografía para conocer hasta qué punto se ha producido la pérdida del hueso y la gravedad del depósito bajo las encías.

La higiene bucodental correcta es el mejor tratamiento preventivo

En función del estado en el que se encuentre la periodontitis el tratamiento requerirá de diferentes fases.

Resulta fundamental realizar una limpieza en profundidad para eliminar las bolsas de las encías, además de pautar una medicación y limpiezas profesionales cada tres meses.

En el caso de que sea necesario un tratamiento quirúrgico este se traducirá en incisiones para limpiar las bolsas más profundas en las encías, asegurar con soportes los dientes que han comenzado a moverse y si el caso es de gravedad, la extracción de las piezas necesarias para que no la infección no se propague por el resto de las piezas.

Prevenir la aparición de la periodontitis es sencillo, basta con tener una buena higiene dental. Para ello es importante efectuarla haciendo uso de seda dental y un cepillado meticuloso, mucho más efectivo si se realiza con un cepillo eléctrico, además de limpiezas profesionales al menos cada seis meses.

Te recordamos que puedes solicitar tu primera cita gratuita en el teléfono 912 27 44 33.

¿Qué es la gingivitis y cómo prevenirla?

En otras ocasiones te hemos hablado desde Clínica Dental Suite Pinto sobre la importancia de una buena higiene dental. Desatender nuestra boca puede provocar graves problemas que no siempre se traducen en caries, el sangrado de encías provocado por la gingivitis, una enfermedad bucal generalmente bacteriana que provoca inflamación, tiene como causa por los restos de comida que quedan entre los dientes y que no son eliminados de la forma correcta.

La gingivitis es una de las dolencias dentales más comunes, sin embargo, sus consecuencias y la aparición de molestias tienen efectos a largo plazo, generándose depósitos de placa en los dientes.

Es vital para la salud de tu dentadura evitar que la placa y el sarro acaben irritando e inflamando las encías, algo que genera en estas una hipersensibilidad y por supuesto el tan temido y desagradable sangrado.

Aunque la gingivitis cuenta con determinados síntomas específicos es importante ser diagnosticado por nuestro dentista, los síntomas más comunes son: sangrado de encías, apariencia roja brillante en las encías, hipersensibilidad al tacto, úlceras bucales, inflamación y dolor o molestias.

Principales factores que provocan la gingivitis

Si además el paciente es fumador, los síntomas se ven enmascarados, las encías no sangran con tanta facilidad por ser este mal hábito un vasoconstrictor.

La gingivitis es provocada habitualmente por los siguientes factores:

• Higiene dental deficiente.
• Cambios hormonales.
• Diabetes no controlada.
• Maloclusión dental.
• Uso de determinados medicamentos.

Para prevenir esta dolencia es importante contar con una buena higiene oral, cepillando los dientes a diario (al menos tres veces después de las comidas) y el uso de seda dental y cepillos interproximales. Cabe recordar que en ocasiones a pesar de seguir estos hábitos, la limpieza dental no se realiza correctamente. Aquí entra en juego la importancia de aprender a lavarse bien los dientes, de lo contrario por mucho que lo hagamos, seguiremos contando con restos de alimentos que acabarán provocando problemas, por lo que resultará conveniente acudir al dentista y realizar una limpieza profesional de la boca cada 6 meses aproximadamente.

La placa dental se forma en la superficie de dientes y encía, su consistencia es blanda, mate, de un tono blanco o amarillento, pero que varía de un paciente a otro, y al mismo tiempo que lo hace el lugar en el que puede provocar más daño.

Tratamientos efectivos para eliminar la gingivitis

Esta placa se va acumulando en la bolsa periodontal que si no se trata a tiempo generará mayores problemas dentales, pasando de padecer una gingivitis a una periodontitis, con mayores complicaciones y un tratamiento mucho más complejo.

Una vez se diagnostica la gingivitis, el odontólogo tendrá que reducir la inflamación de las encías mediante una limpieza bucodental profesional para eliminar el sarro:

• Con uso de ultrasonidos para eliminar el sarro.
Pasta de profilaxis para aumentar los niveles de flúor, mejorar la limpieza y eliminar manchas que se pudiesen haber producido
Tiras interproximales para mejorar la higiene en los espacios interdentales (algo que tendremos que añadir después a nuestra higiene diaria para evitar que la gingivitis aparezca de nuevo).

En definitiva y como siempre recomendamos, la higiene dental debe ser óptima para evitar todos estos incómodos y desagradables problemas que pueden tener además, consecuencias para nuestra salud no solo a nivel oral. La visita cada 6 meses al dentista, además de para una limpieza dental profesional, nos puede servir para hacer una detección precoz de posibles dolencias y realizar un tratamiento menos agresivo que cuando el problema se ha convertido en mucho más grave.

Te recordamos que puedes solicitar tu primera cita gratuita en el teléfono 912 27 44 33.

¿Te sangran las encías? Te damos pistas sobre las posibles causas

Existen multitud de factores por los que puede producirse el sangrado de encías, por eso queremos darte algunas pistas para que valores cuáles pueden ser las causas si estás teniendo ese problema. Eso sí, será necesario siempre que acudas a tu dentista para que sea el profesional de tu salud bucodental el que realice un diagnóstico certero sobre tu dolencia.

Es habitual que los pacientes acudan a consulta después de un largo tiempo viendo como sangran sus encías, ya que por norma general se considera que este problema viene provocado por un intenso cepillado y no por cualquier otra patología. Es importante saber que esto no es así y que por pequeño que sea el problema, cuando una encía está sana, no sangra, así que debemos tomarlo como una señal de alerta y acudir a la consulta del dentista para determinar la causa.

El sangrado de encías no se produce por una extrema higiene bucodental

El sangrado de las encías por norma general aparece cuando existe una inflamación que está motivada por infecciones o acumulación de placa bacteriana. De ahí la importancia de realizar limpiezas dentales cada 6 meses o un año y evitar así este incómodo y desagradable problema.

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) afirma que con frecuencia muchas de las enfermedades periodontales, las relacionadas con las encías, no siempre se manifiestan con dolores de gran intensidad y por tanto el paciente puede estar sufriéndola sin ser consciente de ello.

Gingivitis o periodontitis las dos causas más comunes del sangrado de encías

Cuando un paciente acude a la consulta por este motivo lo habitual es que se trate de una gingivitis o periodontitis. En función del diagnóstico que se realice, el tratamiento será más complejo o no, por eso es tan importante hacer un diagnóstico lo antes posible, ya que se trata de enfermedades que presentan diferentes estadios y por tanto, diferentes formas de hacerles frente.

La prevención y las revisiones habituales en la consulta de un profesional de la endodoncia puede evitarnos muchos quebraderos de cabeza. En Clínica Dental Suite Pinto puedes solicitar tu primera consulta gratuita en el teléfono 912 27 44 33 y comenzar cuanto antes con el tratamiento que mejor se adapte a tu dolencia.