Si llevas piercing, toma nota: Consejos para tu salud bucodental

Seguro que habrás leído o escuchado a lo largo de estos últimos días, las diferentes advertencias del Consejo General de Dentistas sobre las consecuencias de los piercings en la lengua. En Dental Suite Pinto te aclaramos algunos de los datos más importantes que se han puesto sobre la mesa.

Desde hace ya varios años son muchas las personas que llevan un piercing en la lengua o en los labios, pero no todas conocen los riesgos que pueden conllevar para la salud bucodental. Por este motivo, el Consejo General de Dentistas ha alertado sobre las consecuencias del uso de los piercings.

Entre los problemas más habituales que nos encontramos los profesionales en las consultas de odontología se encuentran las fracturas y fisuras dentales: es habitual que las personas con piercings intraorales tengan el hábito de morderlos y jugar con ellos empujándolos contra los dientes. Es mucho más común de lo que podríamos pensar que se sufran pérdidas de la estructura dental.

Otra de las consecuencias del uso de los piercings en la cavidad oral, es la hipersalivación, especialmente en la lengua, una alteración que puede resultar muy incómoda y molesta.

Especial precaución con las infecciones cuando se llevan piercing

La retracción de las encías, en el caso de los piercings colocados en el labio inferior, es también muy común, provocando la recesión de las encías en la cara vestibular de los incisivos inferiores. Si el piercing está en la lengua, esta retracción en las encías será en los incisivos anteroposteriores.

Pero probablemente lo más común y lo más desconocido por parte de la mayoría de la población, son la cantidad de infecciones que pueden llegar a provocarse al ser un entorno húmedo, donde se reproducen de manera continua, cientos de bacterias. Esto requiere mayores medidas higiénicas, tanto en el momento de hacer el piercing, como posteriormente. Si no se llevan a cabo de forma correcta pueden aparecer infecciones graves que podrían llegar al torrente sanguíneo y alcanzar a otros órganos. Muchas de ellas tan graves como el VIH y la hepatitis B.

Es importante acudir a profesionales cualificados para realizarse un piercing ya que, al perforar, puede dañarse el nervio y ocasionar la pérdida de sensibilidad de la lengua de forma temporal o permanente. El dolor que esto genera es muy intenso, sin contar con otros importantes problemas como la pérdida del sentido del gusto y complicaciones a la hora de hablar.

Una consecuencia también a tener en cuenta antes de tomar la decisión sumarse a esta tendencia estética, son las cicatrices queloides, estas cicatrices son abultadas y fibrosas, algunas generan dolor al tacto y no se pueden eliminar de forma quirúrgica. Siempre, en mayor o menor medida, dejan marca.

Precauciones si se toma la decisión de hacerse un piercing

Si finalmente se opta por tomar la decisión de llevar un piercing en la cavidad oral, el Consejo General de Dentistas hace las siguientes recomendaciones:

  • Es importante no tomar alcohol, comidas con grasa y evitar el tabaco hasta que la herida del piercing haya cicatrizado.
  • Usar enjuagues antisépticos, previamente recomendados por el dentista.
  • Mantener el piercing limpio y libre de restos de comida y bebida.
  • Lavarse las manos y comprobar de forma periódica el ajuste del piercing para evitar atragantamientos o asfixias.
  • Retirar el piercing si se va a realizar algún deporte de contacto o usar protectores bucales.
  • Acudir a la consulta del dentista en el caso de que aparezca una infección en la zona y someterse al tratamiento más adecuado en cada caso.
  • Puedes solicitar tu primera consulta gratuita en Dental Suite en el teléfono: 601 29 41 47
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *