Periodontitis, qué es y cuál es su tratamiento

Hace algunos días os hablábamos sobre algunas de las enfermedades dentales más comunes la gingivitis y la periodontitis, que se suelen manifestar con el sangrado de encías. Hoy vamos a explicar con más detalle en qué consiste una de ellas y qué tratamiento tiene: la periodontitis.

La periodontitis tiene su origen en la inflamación o la infección de las encías, lo que conocemos como gingivitis, pero que, si no es tratada a tiempo, acaba complicándose.

Este problema hace que las encías poco a poco se retraigan alcanzando los ligamentos y el hueso que sirven de sujeción a los dientes. La pérdida de esta, hace que los dientes se aflojen y acaben por caerse.

Una gingivitis que no se trata puede derivar en un problema mayor, la periodontitis

La causa de esta infección está provocada por la acumulación de la placa y el sarro en la base de los dientes entre la encía y las piezas, formando “bolsas” o huecos. Esta zona se convierte en un foco de bacterias, que ayuda a la destrucción ósea.

Los síntomas habituales incluyen:

  • Mal aliento.
  • Encías que presentan un color rojo brillante.
  • Encías que sangran con facilidad.
  • Encías con gran sensibilidad, pero sin llegar a doler.
  • Dientes que comienzan a moverse.
  • Encías inflamadas.

En cualquier caso y como recomendamos siempre desde Dental Suite Pinto, es necesario acudir a la consulta del dentista para que sea el profesional de la odontología el encargado de realizar un diagnóstico preciso y adecuar el tratamiento para resolverlo.

Es importante efectuar una radiografía para conocer hasta qué punto se ha producido la pérdida del hueso y la gravedad del depósito bajo las encías.

La higiene bucodental correcta es el mejor tratamiento preventivo

En función del estado en el que se encuentre la periodontitis el tratamiento requerirá de diferentes fases.

Resulta fundamental realizar una limpieza en profundidad para eliminar las bolsas de las encías, además de pautar una medicación y limpiezas profesionales cada tres meses.

En el caso de que sea necesario un tratamiento quirúrgico este se traducirá en incisiones para limpiar las bolsas más profundas en las encías, asegurar con soportes los dientes que han comenzado a moverse y si el caso es de gravedad, la extracción de las piezas necesarias para que no la infección no se propague por el resto de las piezas.

Prevenir la aparición de la periodontitis es sencillo, basta con tener una buena higiene dental. Para ello es importante efectuarla haciendo uso de seda dental y un cepillado meticuloso, mucho más efectivo si se realiza con un cepillo eléctrico, además de limpiezas profesionales al menos cada seis meses.

Te recordamos que puedes solicitar tu primera cita gratuita en el teléfono 912 27 44 33.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *